Y al tercer día resucitó…
11/04/2018  //  Por:   //  Noticias  //  Sin comentarios

“Y al tercer día Resucitó de entre los muertos”. Eso dicen las escrituras marcando, inexorablemente, el Domingo de Resurrección como el día más importante del calendario litúrgico.

Por ello, en la Víspera, el Sábado de Gloria, nuestra juventud representó, magníficamente, la Resurrección en la Plaza Nueva, poniendo fin a una Semana Santa impecable.

El Domingo de Resurrección los Actos comenzaron muy pronto. A las 11:00 tuvo lugar el Solemne Rezo del Vía-Lucis en nuestra Plazoleta y, a las 12:30 un breve acto de imposición de la Corbata de Honor de la Hermandad Monárquica al Guíon Real de Carlos III, renovando los lazos que, al menos desde 1760 nos unen a  la dinastía reinante.

La procesión sale con una total puntualidad, a las 13:00 horas. El Resucitado vuelve a marchar sobre monte de corcho jalonado con flores. El Toque de Honor corresponde al Presidente regional de la Hermandad Monárquica, Excmo. Sr. D. Juan José Martín.

Acuden al desfile todas las autoridades locales, encabezadas por la alcaldesa, Ilma. Sra. Da. Antonia J. Ledesma. También el Juez de Paz, Teniente y Comandante de Puesto de la Guardia Civil, Jefe de la Policía Local, Hermano Mayor de la Virgen de Gracia y Hermano Mayor de la Cofradía de la Santa Vera-Cruz. También acude el Mayor Quiros, de N.H.M.H. el Tercio “Gran Capitán” I de La Legión de Melilla.

La práctica totalidad de las asociaciones y todos los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento son fieles a la cita, y acuden a la Procesión Oficial de la Semana Santa de Alhaurín el Grande. 

A ellas se suman la Hermandad de la Virgen de Fátima de Málaga, la Hermandad Monárquica de España y una lucida escolta de la Guardia Civil, que forma tras el trono. En total, casi setenta personas forman el que es, con gran diferencia el protocolo más numeroso de la Semana Santa alhaurina y el más relevante desde el punto de vista institucional.

El cortejo brilla bajo el sol. Muchos niños y niñas lucen túnicas de hebreo, anudada con cíngulo y faraona morada. Llevan ramos de flores y canastas con estampas de Nuestro Padre Jesús Resucitado. La longitud de la procesión es enorme. Tanta que, por segunda vez en su historia, la Cruz Guía debe esperar al final de Calle Real el paso del trono, que avanza majestuoso realzado por el brillo plateado de cuatro faroles de orfebrería en las esquinas, cedidos gentilmente por la Archicofradía hermana del Nazareno de las Torres de Álora.

A las 15:00 horas, bajo una lluvia de pétalos, y entre el repicar de campanas, el Resucitado vuelve a su Ermita.

Se cierran las puertas y ciento sesenta hermanos, una de las cifras más altas de los últimos años, se dan cita en el almuerzo de Hermandad, que tiene lugar en el Bar Restaurante “Carolina”. La velada se prolonga toda la tarde. Es el momento de celebrar la alegría de la Resurrección y soñar, desde ahora, con una nueva Semana Santa. Ahora queda un año para hacer, otra vez, ese sueño realidad.

Ver más fotos de la representación aquí.

Ver más fotos de la procesión aquí.

Sobre el Autor:

Dejar una respuesta