La misa de acción de gracias, presidida por el Cardenal Amigo puso el broche de oro a nuestro Día de Jesús
18/06/2018  //  Por:   //  Noticias  //  Sin comentarios

La Solemne Eucaristía de Acción de Gracias puso, ayer domingo, el broche de oro tanto a la primavera alhaurina como al Día de Jesús.

Nuestra Real Hermandad vivió una jornada histórica e irrepetible, marcada por el buen tiempo y, sobre todo, por la histórica visita del Eminentisimo y Reverendisimo Sr. Cardenal Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo emérito de Sevilla, que se dignó en visitar nuestro pueblo, respondiendo a la invitación hecha hace varios meses por nuestro Hermano Mayor.

Previamente, la Banda de Cornetas y Tambores realizó un pasacalles por el centro de la localidad, anunciando la última jornada de nuestra Fiesta Mayor.

El prelado, miembro del Colegio Cardenaliceo, llegó a Alhaurín el Grande, procedente de Marbella, y en un coche oficial de la Hermandad flanqueado con sendas banderas moradas con su escudo heráldico y el de nuestra corporación nazarena.

Pasados cinco minutos de las 19:00 horas, y con una puntualidad ejemplar, una representación de la Junta de Gobierno, presidida por el Estandarte Mayor recibía al Cardenal Amigo Vallejo en la Plaza Baja, mientras sonaban los sones de nuestra Banda de Música. A continuación, y tras saludar al Párroco, el Cardenal fue conducido al interior de la Iglesia de la Encarnación, donde pudo conocer datos históricos sobre nuestra Parroquia y saludar a aquellos fieles y vecinos que quisieron acercarse a saludarlo, rezando desde un reclinatorio puesto al efecto a nuestra Patrona, la Virgen de Gracia. Un bello gesto con el que nuestra Real Hermandad demostró, una vez más, tanto su carácter abierto y generoso como su pertenencia e implicación en la comunidad parroquial, que fue invitada en su totalidad, con esta visita, a unirse a la alegría de los hermanos y hermanas de Jesús.

Posteriormente, nuestro Hermano Mayor, la Junta de Gobierno y acompañantes, en comitiva con el Estandarte Mayor y junto a la Banda de Música marcharon por Calle San Sebastián hasta llegar a nuestra Ermita.

En la Plazoleta  esperaban al Cardenal formados los Consejeros presentes, así como los miembros de las comisiones de Relaciones Públicas y Taller de Bordado.

En la entrada de la Ermita, y siguiendo el protocolo eclesiástico previsto para estos casos, el prelado besó la reliquia del Lignum Crucis cuyo culto público fue autorizado a nuestra Real Hermandad en 2008 por la Parroquia y por la Diócesis. Posteriormente, en el interior de la capilla, fue presentado a las áreas de Litúrgia y Formación y, ya en el Altar Mayor, rezó fervorosamente ante la Sagrada Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno desde un reclinatorio, siendo invitado a firmar tanto en el Libro de Honor de nuestra Real Hermandad como en una fotografía oficial que se colocará próximamente en nuestra Sacristía.

Tras revestirse con sus ornamentos, y pasadas las 20:00 horas, el Cardenal Amigo saldría a la Plazoleta de San Sebastián, bellísimamente engalanada para la ocasión. Y lo hizo desde un larguísimo pasillo alfombrado que se iniciaba en la Casa de Correos. Lo precedían nuestra Cruz de Guía y faroles y lo acompañaban nuestro Párroco, el Rvdo. P. D. Francisco Javier Hernández Pastor O. A. R., el Rvdo. P. D. Antonio Jesús Carrasco Bootello, Párroco de Nuestra Señora del Carmen en Marbella y el Hermano Pablo Noguera O. F. M.

“Padre Jesús”, magníficamente ataviado con la misma túnica, corona y peluca de procesión que utiliza el Día de Jesús salió minutos antes, entre el disparo de cohetes y repique de campanas, para colocarse, una vez má

s, en el dintel de San Sebastián, sobre el que pendía una bella y novedosa cadena de flores, dividida en dos tramos, que colgaba desde el ventanal de la fachada.

Magnífico fue, también, el exorno floral de la tarde, en tonos rojos y celestes con exóticas flores, y que fue alabado por las más de trescientas personas que se acercaron a la celebración.

La Solemne Misa fue cantada por el coro de nuestra Real Hermandad. En ella estuvo presente una delegación municipal, encabezada por la alcaldesa, Da. Antonia J. Ledesma, así como una representación de la Archicofradía hermana de Nuestro Padre Jesús Nazareno de las Torres de Álora, con su Hermano Mayor D. Francisco Lucas Carrasco Bootello.

La homilía del Cardenal Amigo, soberbia, versó sobre la relación entre Jesús y su Madre, trasladando su ejemplo a nuestra vida cotidiana. “La Hermandad de Jesús. Los hermanos de Jesús” dijo el prelado, alabando el ejemplo de religiosidad de nuestra corporación, a la que felicitó en numerosas ocasiones, animándonos a perseverar en nuestro camino en la Fe y recordando que “todos los días son el Día de Jesús”.

A la finalización de la Eucaristía, nuestro Hermano Mayor hizo entrega de la Medalla de Oro de nuestra Real Hermandad y de un Diploma de Honor al Cardenal Amigo, así como de sendos Diplomas Conmemorativos al Rvdo. P. D. Antonio Carrasco Bootello y al Hermano Pablo Noguera O. F. M. Del mismo modo, y junto al prelado y la alcaldesa descubrió una placa en recuerdo  de esta visita que será colocada, próximamente, en nuestra Sacristía de San Sebastián.

Tras visitar nuestra Casa-Hermandad, el Cardenal Amigo fue conducido al Bar-Restaurante “Carolina”, donde presidió, junto al Hermano Mayor y la Alcaldesa la I Cena de Caridad de nuestra Real Hermandad, que congregó a casi un centenar de hermanos y hermanas y cuyos beneficios serán íntegramente destinados a la labor de Caridad y asistencial que desarrollamos. Sin duda, una magnífica manera de terminar nuestro Día de Jesús.

Ver más fotos relacionadas visita.

Ver más fotos misa aquí.

Sobre el Autor:

Dejar una respuesta