ARTICULOS
LA LITURGIA, EL COMPROMISO CRISTIANO Y LA PARTICIPACIÓN ECLESIÁSTICA, COMO EJES DE NUESTRO DÍA DE JESÚS
Dice el Derecho Canónico que una Hermandad no es sino una asociación pública de de fieles inscrita en el seno de la Iglesia Católica. Fiel a esta premisa, nuestra  Hermandad, que lleva desde hace siglos como el mejor de los emblemas el Dulce Nombre de Nuestro Padre Jesús Nazareno no puede olvidar, por tanto, su compromiso como parte viva e integrante de nuestra comunidad parroquial.

Y es que el verdadero eje motor de nuestras Fiestas no son las flores, el incienso, los cohetes o los ecos de nuestras bandas. No. Esos son sólo elementos integrantes, imprescindibles, si queremos, pero cuya función se circunscribe únicamente a servir de marco y llenar de color nuestra gran celebración anual de Gloria.

Y es que lo que hemos celebrado los pasados días  12 y 13 de junio, no es si no una de las solemnidades de más tradición y arraigo en Alhaurín el Grande. La fiesta conocida por todos como el Día de Jesús, que antiguamente tenía lugar en la Octava del Corpus y que en la actualidad se celebra el domingo después del Corpus Christi.

Durante toda la semana anterior a este domingo 13 de junio, se han oficiado el lunes, martes y miércoles las tres misas del Triduo, siendo precedida cada celebración por la Exposición y Adoración del Santísimo en Honor y Gloria de nuestro Sagrado Titular y del Sagrado Corazón de Jesús advocación que desde hace muchos años se encuentra unida a los cultos de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

La Solemne Eucaristía y los demás actos de estos días, vienen a ser una manera de expresar por parte de esta Hermandad el fervor y la veneración a Nuestro Padre Jesús Nazareno, así como hacer presente una Acción de Gracias hacia nuestro Sagrado Titular, por todo lo que tenemos y lo que somos.

Cabe señalar de forma notoria como estas celebraciones religiosas han sido presididas  por los RR. PP. Agustinos Recoletos, responsables de la acción pastoral de nuestra Parroquia, a quienes agradecemos su participación y buen hacer en todo lo concerniente al aspecto pastoral y cultural. Ni que decir tiene como en esta felicitación merece una mención especial el Reverendo Padre D. Francisco Javier Hernández Pastor, nuestro nuevo párroco desde el pasado mes de octubre, quien ha  sido vivo ejemplo, no sólo en el trascurso de nuestros cultos, si no también a lo largo de estos meses, de un buen hacer pastoral sólo comparable a su gran categoría humana.

De igual modo esta Hermandad agradece la colaboración de la Parroquia y de toda la comunidad cristiana de Alhaurín el Grande, que han demostrado en todos los actos, tanto en los religiosos como en los desfiles y traslados procesionales, la atención y el respeto que esta fiesta en Honor y Gloria de su Sagrado Titular se merecen.

 

 


Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

EL DXXV ANIVERSARIO DE SAN SEBASTIÁN Y LA LLEGADA DE SU RELIQUIA A ALHAURÍN EL GRANDE
Reverendo Padre Agustino Recoleto D. José María López Vega

Señor Hermano Mayor de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno

Señor Hermano Mayor de la Hermandad de Nuestra Señora de Gracia

Dignísimas Autoridades

Representantes de partidos políticos y asociaciones

Hermanos, hoy,  todos en Jesús Nazareno

 

Buenas noches:

Esta noche, la Ermita que nos cobija y que desde tiempo inmemorial lleva el nombre del Mártir cuya Fiesta celebramos hoy vuelve a vestir sus mejores galas para acogernos una vez más a todos. Pero la de hoy no es una jornada cualquiera. No es hoy una ocasión cualquiera. No es una Festividad cualquiera. Hoy es el Día de San Sebastián. Hoy es el día de nuestro Santo  Patrón. Un Patrón que resume en su nombre más de cinco siglos de culto y fervor. Un Patrón que a buen seguro abre sus brazos a Alhaurín desde el cielo en el año en el que se cumple el DXXV Aniversario de la Toma de Alhaurín por los Reyes Católicos y de su Patronazgo 

Situémonos a finales de abril de 1485. Tras tres años de batallas y escaramuzas entre castellanos y musulmanes la Guerra de Granada entra en una fase decisiva. El prolongado asedio simultáneo al que el rey Fernando el Católico somete a Cártama y Coín, en el que el monarca aragonés no duda en emplear la artillería, ha dado sus frutos. Las plazas, fuertemente amuralladas, se rinden finalmente y la población de las pequeñas alquerías del entorno, entre las que se encontraba Alhaurín el Grande, huye despavorida presa del miedo y la desesperación. El mundo medieval va dejando paso, de esta forma brusca y violenta, a la Modernidad.

Nace así el Alhaurín cristiano. La villa se incorpora al Reino de Castilla y pasa a formar parte de la "Tierra de Málaga", extenso territorio bajo la administración de la ciudad.

Se llevan a cabo los Repartimientos y las propiedades, casas, molinos  y haciendas son distribuidas entre gentes que procedentes de Extremadura, Andalucía, Castilla e incluso Portugal pasarán a habitar nuestra localidad. Unas gentes que llevaban a la tierra que se disponían a habitar no sólo sus ilusiones, sus esperanzas o sus anhelos, si no también sus creencias y el origen de muchas de las tradiciones que nos identifican en la actualidad.

Así, junto al Arco del Cobertizo, a los pies de un castillo y unas murallas que hoy sólo existen en los documentos y los libros que cuentan nuestra historia, la antigua mezquita mayor será transformada ahora en Iglesia y puesta bajo la advocación de Nuestra Señora de la Encarnación al tiempo que los Reyes Católicos la dotan con un cáliz de plata grabado con su escudo de armas y con la imagen de nuestra venerada y Queridísima Patrona, la Santísima Virgen de Gracia.

Algo más allá, en la salida del pueblo hacia Coín, sobre una colina a cuyos pies discurre un arroyo, se levanta un edificio. Es este un pequeño oratorio, antes musulmán y ahora cristiano, cuyas paredes, quizá blancas, rodean unos olivares y huertas otorgados por Merced especial de los Reyes Isabel y Fernando al Caballero y Regidor de Málaga Diego García de Hinestrosa. Un lugar silencioso cuya tranquilidad únicamente interrumpen los golpes de azada, el murmullo del agua o el ronco sonido de un cercano molino de aceite.

Los repobladores, que lo divisan misterioso en la lejanía, se santigüan y persignan cuando van y vienen del trabajo en el campo o de los viajes a lomos de burros y caballerizas. Y es que es aquí, precisamente aquí donde se halla entronizada la imagen San Sebastián que da nombre a la Ermita. Y es que no es casualidad que sea precisamente Sebastián el mártir elegido, ya que es esta una advocación la que los Reyes Católicos sentían especial predilección y cuyo culto fomentan a lo largo y ancho de la tierra recién Reconquistada. Es la advocación de un Mártir, sí, pero no debemos olvidar que es también la de un soldado... ¡tiempos de guerra!... Y además, al decir de las gentes, San Sebastián era el  abogado de las epidemias de Peste, y Santo al que se puede acudir en rogativa ante las  frecuentes epidemias y demás catástrofes de salud pública. Un Santo al que se elegirá como Patrón de nuestro pueblo. ¡Y que mejor Patrón que San Sebastián!

Hoy, 20 de enero de 2010, el día que la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno celebra su Festividad, se cumple una vieja aspiración. Un sueño que dio comienzo allá por el mes de julio de 2006, cuando durante el mandato del anterior Hermano Mayor Marcos Antonio Conejo Rueda se presentó el preceptivo Informe ante nuestra Diócesis y la documentación necesaria para lograr nuestros objetivos. Por fin, los alhaurinos dispondremos de una reliquia de nuestro Santo Patrón para destinarla al culto y la veneración públicas. Una reliquia que incrementará nuestra devoción y reforzará nuestra Fe. Una reliquia que será entregada, por fin, a la Hermandad de las manos  del incansable y ejemplar hermano de Jesús y Consejero de nuestra Hermandad Sebastián Gómez García, persona clave tanto en el resurgimiento del culto a San Sebastián en nuestra localidad allá por los primeros años ochenta como en la llegada a Alhaurín el Grande de una Partícula ex osibus de nuestro Santo Patrón y que tendrá el privilegio de actuar como Padrino de un acontecimiento histórico e irrepetible

Texto leído por el Secretario General de la Hermandad en la Solemne Ceremonia de Presentación de la Venerable Reliquia de San Sebastián Mártir, Patrón de Alhaurín el Grande el 20 de enero de 2010.

 


Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

LA CAPILLA DE LA HERMANDAD EN EL CEMENTERIO. 150 AÑOS AL SERVICIO DE TODOS LOS ALHAURINOS
 

Uno de los principales cometidos de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno desde sus orígenes sería el de encargarse del entierro de sus hermanos, sepultándolos en una cripta o Panteón propios cuya existencia conocemos por numerosos testimonios documentales. Este primitivo espacio funerario sería abandonado al abrirse el Cementerio Municipal, denominado actualmente de San Gaudencio, el cual entra en funcionamiento comenzada ya la década de 1830. La Hermandad estará presente desde sus inicios en el nuevo Camposanto, contando ya desde entonces con un Panteón propio y, rasgo único y singular, con una Capilla, la única con la que se dotó en sus orígenes al nuevo recinto para sus servicios religiosos. Ambas construcciones se levantarían en terrenos situados en el Primer Patio, que corresponde a la parte más antigua del Cementerio.

El sencillo y airoso oratorio, bella muestra de la arquitectura popular andaluza, posee planta cuadrada provista de un ábside en su cabecera y encontrándose cubierto con una techumbre a cuatro aguas. En su fachada, una inscripción recuerda las obras de mejora del cementerio que se llevaron a cabo en 1858, siendo alcalde el ilustre hermano de Jesús D. Francisco Marzo y Sánchez.

Desde sus orígenes, presidiría el interior de la Capilla una imagen de vestir de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de talla pequeña, la cual contaba para su cuidado con una Camarera, como recoge el Acta de 1 de enero de 1897, en la que se reseña el ingreso en la Hermandad de la hermana Antonia Serrano Guerrero a cambio de que cumpliese

 

"con la obligación ineludible de cuidar de la ropa, aseo y demás asistencias de la imagen de N. P. Jesús Nazareno que se venera en la Capilla propia de esta Cofradia en el Cementerio de esta villa. Por consiguiente queda admitida con el carácter de Camarera de la citada efigie".

 

Resulta curioso señalar como en este mismo Cabildo el hermano Francisco Burgos Giménez, uno de los Mayordomos de la Hermandad, dio cuentas también de los "gastos ocasionados por la reparación de la capilla del cementerio y una pequeña obra en esta Ermita", partidas que fueron aprobadas por unanimidad de todos los hermanos asistentes (1).

En 1936, durante el transcurso de la Guerra Civil, la Capilla del Cementerio sería asaltada y saqueada, destruyéndose la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno que la presidía. Tras el conflicto, el pequeño templo fue reparado, si bien su mal estado terminaría por aconsejar su cierre en espera de tiempos mejores. Así las cosas, habrá que esperar a 1980 para que, durante el mandato del Hermano Mayor Baltasar Ruíz Gallego, se decida acometer las obras de reforma necesarias para su apertura. Incluso gracias al impulso de numerosos hermanos de Jesús se adquirirá en los Talleres de Olot una nueva imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, que, tras su llegada a la localidad es trasladada solemnemente desde la Ermita de San Sebastián hasta su definitivo emplazamiento, tal y como recuerda el Acta levantada 30 de enero de 1981

 

"Mediante escrito solicitud dirigido al Excmº Aytamiento de esta Villa se pide nos de permiso para restaurar la capilla existente en el cementerio y volver a poner en la misma una imagen de Ntrº Titular. Imagen esta, como asimismo la obra realizada en la mencionada capilla, se hizo posible gracias a los Donativos de muchos Hermanos. Trasladándose la Imagen desde Nuestra Ermita a su futura capilla, a hombros de nuestros hermanos" (2).

 

Ya en 1997, siendo Hermano Mayor Francisco Rueda Santos, vuelve a repararse el pequeño templo, instalándose en su fachada una reja de hierro y el zócalo de mármol. Estas son, en definitiva, algunas pinceladas acerca de la historia de un espacio emblemático. Un espacio que lleva más de un siglo y medio de existencia al servicio de los hermanos de Jesús y de todos los alhaurinos.

 

NOTAS

 (1) Archivo Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Libro de Actas nº 1 (1874-1968) Acta correspondiente al Cabildo celebrado el 1 de enero de 1897.  fs. 53-54.

(2) Archivo Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Libro de Actas nº 2 (1968-1984). Acta correspondiente al día 30 de enero de 1981.  fº 64 vtª

 


Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

EL PANTEÓN DE LA HERMANDAD
 

Al igual que en el caso de la Capilla los primeros testimonios acerca de la existencia del Panteón de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno en el Cementerio datan desde los orígenes del recinto. Así lo prueban documentos como el Testamento en virtud de Poder del hermano J. Martín realizado por su viuda, la también hermana de Jesús Antonia María de Castro Cañamero en 1839. En el mismo se alude a que, fallecido el primero el 27 de de febrero de 1837

 

"se hizo su entierro en publico en el día siguiente asistiendo la parroquia entera de una capa, siendo amortajado su cadáver con tunica de tafetán morado de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la cual era hermano y sepultándose en el enterramiento general extramuros de esta población y en uno de los nichos de dicha Hermandad, diciéndole misa cantada de cuerpo presente con vigilia y responso" (1).

 

Las referencias al Panteón de la Hermandad en el primer Libro de Actas que conserva nuestro Archivo serán muy frecuentes, mostrándonos el gran interés de la corporación en atender las demandas de enterramiento de los hermanos. Así, el 26 de diciembre de 1893 

 

"El Mayordomo Don Miguel Rodríguez Gamboas hace presente a la Hermandad de que tiene conocimiento que le corresponden en propiedad por compra hecha por la misma á Don José Burgos Manzanares los nichos números 8, 23, 29, 33, 35, 36 y 41 del Ángulo Poniente antiguo del Cementerio de esta villa. En su vista, los concurrentes acuerdan por unanimidad hacerlo constar así en el acta, para los efectos consiguientes" (2).

 

En 1922 la nueva directiva presidida por el Hermano Mayor Antonio Fernández Bonilla decide ampliar el Panteón con el producto de los nichos sueltos que la Hermandad poseía en otros lugares del camposanto. La propuesta fue aprobada por unanimidad, llevándose a cabo, tal y como recuerda una inscripción conmemorativa que se conserva en la actualidad en la parte superior de la Capilla del Cementerio

 

"Por dicho Hermano Mayor fue propuesta la venta de nichos que esta Hermandad tiene fuera de su Panteón para los mismos comprar en los que se harán al lado de dicho Panteón haciendo saber que dichos nichos no podrán ser vendidos hasta tanto no cumplan los que los ocupan lo que por unanimidad fue aprobado" (3)

 

 

Esta situación no acabaría con la falta de espacio en el Panteón. La demanda de enterramientos seguía creciendo y esto llevaría a que a comienzos de la década de 1950 la Hermandad contase, además de los veintiocho nichos del Panteón, con otros repartidos por todo el Cementerio en las zonas denominadas "Ángulo Poniente Antiguo", "Ángulo Norte Moderno del 1º Patio", "Ángulo Norte Junto al Santísimo" y "Ángulo Levante del 2º Patio" (4). Como puede apreciarse, los enterramientos se encontraban diseminados.  Esta situación trataría de solucionarse en años posteriores. El 1 de enero de 1953, la Directiva de la Hermandad trataría el asunto en la última reunión presidida por el Hermano Mayor Diego Bonilla Pérez

 

"Abierto el acto por el Sr. Hermano Mayor expuso que haviendo estado horas antes en el Cementerio en compañía de toda la Directiva con motivo de asistir al entierro del antiguo Hermano Mayor D. Antonio Fernández Bonilla, había visitado el Panteón que dicha Hermandad posee en dicho Cementerio y visto la necesidad de nichos que existe para poder dar sepultura a los hermanos difuntos propone que convenía vender los nichos que esta Hermandad posee sueltos fuera del Panteón y con su importe edificar veinte y cuatro nichos, encima de dicho Panteón, creyéndolo beneficioso para la Hermandad, pues con siete que se vendan se construyen los veinte y cuatro, ya que actualmente se carece de fondos a para ello pasado a votación es aprobado por unanimidad, nombrándose una Comisión compuesta por los hermanos D. Miguel Pérez Plaza y D. Diego Bravo Aragón, otorgándosele a los mismos un voto de confianza para que puedan vender y hacer las obras necesarias" (5).

 

El proyecto sería acometido ya durante el mandato del Hermano Mayor Miguel Pérez Plaza, pasando la capacidad de enterramiento de 28 a 50 nichos. En 1997, siendo Hermano Mayor Francisco Rueda Santos se procedería la última gran reforma que tendrá lugar en el Panteón, levantándose de nueva planta una Galería y dotando al conjunto de la imagen actual que posee. Del mismo modo, y junto a la Capilla, se inauguraría el Osario de la Hermandad. Estas reformas se verían incrementadas con las ampliaciones y mejoras que se llevan a cabo durante el mandato de Andrés Martín Albarracín

 

NOTAS

(1) Archivo Histórico Provincial de Málaga. Leg. P/ 7037. Testamento en virtud de Poder de J. Martín hecho por su viuda Dª Antonia María de Castro Cañamero. 26 de febrero de 1839. fº 46 y sgts.

(2) Archivo Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Libro de Actas nº 1 (1874-1968) Acta correspondiente al Cabildo celebrado el 26 de diciembre de 1893.  fº 46.

(3) Archivo Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Libro de Actas nº 1 (1874-1968) Acta correspondiente al Cabildo celebrado el 8 de octubre de 1922.  s/f.

(4) Archivo Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Libro de Cementerio de la Hermandad de Jesús (1946-1971)

(5) Archivo Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Libro de Actas nº 1 (1874-1968) Acta correspondiente al Cabildo Extraordinario celebrado el 1 de enero de 1953.  s/f.


Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

LA TRADICIÓN DEL SANTO ROSARIO Y LA HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO

La visita que efectuaron “Los Mulliores” el pasado domingo a la Ermita de San Sebastián contó este año por primera vez con una presencia muy especial y cargada de significado. A los pies de Nuestro Padre Jesús Nazareno, y dentro de un doble relicario, la reliquia de Santo Domingo de Guzmán, el creador y difusor del Santo Rosario, fue testigo de los tradicionales cantos que Alhaurín el Grande dedica para el rezo de los Misterios que el difundió allá por el siglo XIII.

La Obra de Santo Domingo de Guzmán

Santo Domingo de Guzmán nació en Caleruega, pequeña localidad de la actual provincia de Burgos, hacia 1170. Miembro de una cristiana y devota familia, su nacimiento vino envuelto en leyendas y sueños premonitorios, como el que tuvo su madre Juana de Aza antes de darle a luz. En él, tuvo una visión de que se encontraba embarazada de un cachorro que portaba en la boca una antorcha encendida y que saliendo de su vientre parecía prendía de fuego toda la tierra. Esta imagen se ha interpretado, posteriormente, como una premonición del nacimiento de quien sería uno de los grandes predicadores de la Iglesia que, con los ladridos de su doctrina, despertaría las almas dormidas en el pecado y con la antorcha de su palabra, inflamaría el mundo de caridad. A causa de este hecho, a lo largo de los siglos, uno de los principales símbolos de la Orden Dominica, fundada por Santo Domingo, ha sido el de un perro con una antorcha en la boca, presente hasta la saciedad en casi todos los templos, altares, retablos y pinturas relacionados de una manera u otra con estos frailes. Por este mismo mismo motivo, los dominicos han sido conocidos como los Canis Dei (“Perros de Dios”).

Desde niño sus padres dieron a Santo Domingo una buena formación religiosa, enviándole a estudiar con un arcipreste. Más tarde, lo mandan al Estudio General de Palencia. Allí cursó con gran avidez y constancia Artes Liberales y Teología. Se cuenta que mientras estudiaba en esta ciudad se desencadenó una tremenda hambruna y conmovido por las enormes carencias de los pobres vendió los libros y bienes que tenía para donar el dinero a los más necesitados mientras decía “No quiero estudiar sobre pieles muertas, y que los hombres mueran de hambre”. Algunas autoridades destacadas hicieron lo mismo, y comenzaron a predicar desde entonces con él. Su fama llegó a oídos del obispo de Osma, quien le llamó e hizo canónigo regular de su iglesia.  En 1201 le sucedió en la cabeza de la sede episcopal. Dos años después, el rey Alfonso VIII de Castilla le envió como embajador a Las Marcas para concertar el matrimonio de su hijo con la hija de un noble escandinavo. Posteriormente viaja a Roma para visitar al papa Inocencio III y presentarle la renuncia como prelado de Osma, al tiempo que le pide autorización para ir a evangelizar a los cumanos, tribu de Alemania. Sin embargo, el Papa lo envía al sur de Francia durante diez años para predicar contra las herejías cátara y albigense. Santo Domingo reunirá a su alrededor un grupo de misioneros entre los que no existía ningún vínculo jurídico, pero que se convertiría en el núcleo de la Orden de Predicadores, conocida más tarde como Orden Dominica. Será también en tierras galas, concretamente en Fangeaux cuando pasando una noche en oración, tiene una revelación donde, según la tradición, la Virgen le revela el Rosario como método para ganar almas. A partir de ese momento, se produciría una enorme expansión por toda Europa del rezo del Rosario que, más tarde, pasaría a realizarse de manera colectiva y en grupos de personas que recorrerían las calles durante las madrugas del mes de octubre, tal y como se realiza desde hace siglos en Alhaurín el Grande, que llegó a contar con una Hermandad Sacramental dedicada a este culto.

Rosarios bendecidos por Juan Pablo II y Benedicto XVI

En enero de 2008, y en atención a las vinculaciones con la Orden Dominica, difusora también de la fiesta del Dulce Nombre de Jesús, la Santa Sede concedió a la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno una reliquia de Santo Domingo de Guzmán, así como otra de San Roque, la cual fue presentada en una Solemne Función religiosa celebrada el 27 de abril de dicho año y recorrió las calles de la localidad el pasado Viernes Santo a los pies de María Santísima del Mayor Dolor. Pero no terminan aquí los vínculos de la Hermandad con los Misterios del Rosario. Nuestra Sagrada Titular, cuenta también con una importante colección de estos objetos devotos, entre la que destacan especialmente, por su simbolismo, dos de ellos, bendecidos por los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI. El primero, fue regalado por el cofrade veleño y gran amigo de nuestra Hermandad José Miguel Rodríguez Ruiz y entregado en la Solemne Función religiosa que se celebró en Honor y Gloria de nuestra Sagrada Titular en 2005, mientras que el segundo se adquirió por la propia Hermandad durante la Peregrinación a Roma en 2006.

 

Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

VÍNCULOS ENTRE LA HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO Y LA GUARDIA CIVIL

La celebración, el pasado 12 de octubre, de la Festividad de Ntrª Srª del Pilar, Patrona de la Guardia Civil, ha vuelto a poner de relieve los estrechos vínculos existentes entre el Instituto Armado y la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Desde la llegada de este cuerpo a Alhaurín el Grande, en el siglo XIX, sus miembros se encargarían de dar escolta a nuestros Sagrados Titulares en las procesiones de Semana Santa y Día de Jesús, lo que hasta la primera mitad del siglo XX solía hacerse con uniforme de gala, como puede apreciarse en fotografías de la época. Esta desaparecida y bella costumbre se realizaba previa solicitud al Puesto, tal y como prueban numerosos documentos del  Archivo de la Hermandad (1).

En 1967 la Hermandad concedió el título de Hermano Mayor Honorario al Director General de la Guardia Civil, D. Ángel Ramírez de Cartagena y Marcaida. Para hacerle entrega del mismo una representación encabezada por el entonces Hermano Mayor, el recordado Francisco Roldán Ramos, y de la que forman parte, entre otros, el Secretario, Juan Santos Morales y los antiguos Hermanos Mayores Miguel Pérez Plaza y José Farfán Pérez se desplaza a Málaga en la mañana del Miércoles Santo 14 de abril. La entrega del distintivo se realiza en medio de un distendido y cordial ambiente en los salones del Palacio de Miramar, entonces Hotel, donde Ramírez de Cartagena se hallaba alojado con el fin de participar en el desfile procesional de la Archicofradía hermana de la Expiración. Así lo recoge la correspondiente Acta, que reproducimos en este artículo

 

Se acuerda por unanimidad la propuesta de varios hermanos de nombrar Hermano Mayor Honorario de nuestra Cofradía al Ecctm Sor Dº Angel Ramirez de Cartagena Director General de la Guardia Civil con que con fecha 14 de abril de 1967 se nombra una comision para visitar a dicho Sor en su residencia provisional del Hotel Miramar de Malaga y hacerle entrega de su oficio con fecha del dia de esta visita dandole dicho nombramiento, esto se efectuo tras solicitarle audiencia, cosa que con toda amabilidad nos fue concedida, y aceptando dicho nombramiento, dicha comision la componian los siguientes Hermanos Sor. Roldan Ramos – Sor.  Farfán Pérez, Sor Perez Plaza, Sr. Ramos Bonilla, Sor Roldan Gonzalez y Sor Santos Morales(2)  

Otro aspecto que prueba los vínculos entre la Hermandad y el Benemérito Instituto es el de la participación de sus formaciones musicales en nuestras procesiones. La recordada Banda de la 251 Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, que bajo la impecable dirección de José Pérez Cívico se caracterizó por ser una de las mejores agrupaciones de su género, desfiló con nuestra Hermandad en innumerables ocasiones (3). Incluso en 1975, el Día de Jesús contaría con la inolvidable presencia de la Banda de Cornetas, Tambores y Música del Colegio de Guardias Jóvenes “Duque de Ahumada”.  La cortesía, deferencia y buen hacer que caracterizan a nuestra Hermandad quedaron una vez más de manifiesto en aquella ocasión cuando el sábado 8 de junio, por iniciativa del hermano Alfonso Bravo Luna, auténtico promotor, junto a José Cortés Pérez y Miguel Manzanares Trujillo de la participación de Valdemoro, se decide realizar un pasacalles hasta la otra capilla de la localidad, ya que un percance en el autobús que conducía a la Banda había impedido su participación durante la tarde en la visita a las Ermitas.

Este acto se realiza bien entrada la noche, y una vez finalizado, Valdemoro se incorporaría a la procesión a la altura de la calle Nueva. Al día siguiente, la Banda de Música del Colegio ofrecería en la Plaza Baja uno de los mejores conciertos que se recuerdan en la localidad (4).

Ya en octubre del año 2000, y en prueba de todos los vínculos de amistad y colaboración que hemos referido, la Hermandad concedió el Título de Hermano Mayor Honorario al Puesto de la Guardia Civil de la localidad, el cual fue entregado en la Misa de la Virgen del Pilar por el entonces Hermano Mayor Juan Aguilar Gallego. Sin duda, un merecido premio a más de un siglo de servicios a Alhaurín el Grande y a nuestra Hermandad

 

NOTAS:

(1) Archivo Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Secretaría. Correspondencia. Petición al Comandante de Puesto de la localidad. 14 de abril de 1976.

(2) Archivo Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Libro de Actas nº 1 (1874-1968). Acta de 20 de marzo de 1968. s/f.

(3) Archivo Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Programas de Actos. Décadas de 1950 a 1980.

(4) Archivo Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Libro de Actas nº 2 (1968-1984). Acta correspondiente a la celebración del Día de Jesús el 7 y 8 de junio de 1975. fº 33.


Imagen Pulse para ampliar >>

REFLEXIÓN DE UN CHURRIANERO QUE ANDA APRENDIENDO A SER "MORAO"

Mi nombre es Jesús Manuel Castillo Ramos y tengo 32 años. A la practica totalidad de la buena gente de Alhaurín el Grande, mi nombre no le dirá nada seguramente. No en balde, no soy alhaurino.

Mi vida siempre transcurrió entre Churriana, de donde soy oriundo, la capital malacitana y el pueblo de mi padre: Alhaurín de la Torre.

Si no me falla la memoria, solo fui a Alhaurín dos veces. Una, de pequeño, a acompañar a mi susodicho pater a la notaría y otra, ya con mi actual pareja, con la cual terminé en este lugar perdido en una tarde de domingo intentando tomar café.

Así era mi relación con este pueblo, hasta que avatares del mundo que nos toca vivir hace que mí ya mencionada novia y yo, nos hagamos con una casa entre vosotros. Pronto comenzamos a pasar pequeñas estancias en ellas que es lo que toca, como diría aquel,  hasta que se convierta tal morada en el espacio donde forjar, si dios lo quiere, el marco vital de la familia Castillo de Oña.

En ese momento, se abría un mundo nuevo. Tan nuevo, que parecía hasta circunstancial. La idea de marcharnos era algo más que una ucronía. Tras el acostumbrarse a la nueva vivienda, vino adentrarse entre lo que no se conocía.

Así, pronto me vi. paseando por unas calles que con el tiempo he ido aprendiendo tenían por nombre la Plaza Baja, la Calle Nueva, la Calle Real…He identificado espacios como la Cruz de la Misión, el Bajoncillo, el “Sardina”, saber donde esta Monroy y he ido aprendiendo que la Feria es en mayo, que la Madre de los vecinos de la villa de Idelfonso Marzo es la Virgen de Gracia, que la Parroquia está dedicada a Nuestra Señora de la Encarnación….

Pero desde mis primeros pasos, me llamaba la atención el encontrarme con una mirada dulce en distintas convocatorias de culto que a veces jalonaban mis primeros días alhaurinos y que era la que me dirigía Nuestro Padre Jesús Nazareno. Para mi la advocación no me era extraña.

En Churriana, soy hermano de la hermandad del Paso y me crié viendo en casa de mi abuela paterna una estampa del Nazareno de Alhaurín “el Chico”, como dirían los mayores. Y como la cabra siempre tira al monte, pronto, me aprendí que el hogar de los “Moraos” es su Ermita, que en esta tierra honráis a Padre Jesús, no solo en Semana Santa, sino en el día que lleva su nombre.

Pronto, conocí a  vuestro secretario, en donde esperaba encontrar detrás de su nombre compuesto un señor muy viejo y muy sabio, y me encontré a alguien, que era verdad  que era muy docto, pero que solo le separaba un año de mi y que en menos que canta un gallo me regalo la oportunidad de, entre calores de verano, presenciar a ese vecino ilustre de la Plaza de San Sebastián como  mejor puede hacerse: En el silencio de la soledad de su casa. Una casa que es la de todos.

En definitiva, que sin darme cuenta, uní eso a la primera vez que vi al Nazareno en una tarde de Viernes Santo, al calor familiar de su Caseta de Mayo, al buen gusto de actos como el que viví en la celebración del Bicentenario de la Guerra de la Independencia y a las charlas con Salva y resulta que me pico el abejorro que te transforma la sangre roja en “Morá”.

Y aquí me tienen. Sabiendo que la Ermita de San Sebastián, verá mis momentos de alegría y de pena, que sus Titulares posiblemente me vean un día presentándole a mis hijos, sabiendo que no solo el Jueves y el Viernes Santo, tengo una cita en Alhaurín el Grande, sino que cada vez que pase por la Plaza, me estarán dando un  soplo de cariño y de vida que yo les devolveré en una mayor fe si cabe.

Aquí me tienen. Sabiendo que si quiero ser buen alhaurino he de venerar a San Sebastián como Patrón y pidiendo que el día que emprenda el viaje a mi ultima morada, de seguir aquí, como hoy ya es mi deseo, se abran las puertas de esa Ermita que ya considero mi casa para que la bendita imagen que aguarda en su altar me vea por última vez antes de partir para siempre hacia mi Churriana natal.

Aquí me tienen. Enseñándome a rezar a la Virgen del Mayor Dolor, esperando el día en que me meta con mis futuros hermanos bajo el varal de un trono, disfrutando con las representaciones del Paso y frito, como decimos en Málaga, con toparme con esos mayores de los que estoy dispuesto a aprender el catecismo de lo que es algo más que una creencia. De lo que es un estilo de vida. SER UN BUEN “MORAO”.


Imagen Pulse para ampliar >>

LA PARTICIPACIÓN ECLESIÁSTICA EN "EL DÍA DE JESÚS"

Un año más, acabado el Día de Jesús y a punto de comenzar el verano, llega el momento de hacer balance de los días vividos en Hermandad. Es ahora, mientras nos apresuramos a guardar, no sin cierta melancolía, las túnicas y trajes de músicos, cuando los hermanos de abajo echamos la vista atrás  y recordamos las mil sensaciones, experiencias y momentos vividos en los que son para nosotros los días más esperados del año. Han sido jornadas en las que tanto el gozo como el trabajo se han mezclado a la par. El esplendor de nuestras Fiestas, el olor a flores e incienso y los ecos de músicas y cohetes ni pueden ni deben hacer que olvidemos ese otro aspecto trascendental que contribuye a dar un auténtico sentido y significado a nuestra gran celebración anual de Gloria. La liturgia, la Palabra de Dios y los encargados de proclamarla dotan al Día de Jesús de un espíritu auténticamente cristiano y de Hermandad, especialmente si entendemos el verdadero significado de esta última palabra, que no es si no el de una asociación de fieles inscrita en la Iglesia Católica y que forma parte integrante de nuestra comunidad parroquial.

Y es que no podemos olvidar que lo que hemos celebrado los pasados días  20 y 21 de junio, el tradicional Día de Jesús, no es si no una forma de hacer presente una Acción de Gracias hacia nuestro Sagrado Titular por lo que tenemos y lo que somos. Una fiesta que desde el año 1917 tenía lugar en Alhaurín el Grande en la Octava del Corpus y que actualmente se celebra el sábado y domingo después de la Solemnidad Eucarística.

Durante toda la semana anterior a nuestra gran festividad de Gloria, los hermanos y fieles de la localidad nos hemos preparado para vivirla con el tradicional Triduo. El lunes, martes y miércoles, los tres días de celebración, la Eucaristía fue precedida de una Solemne Exposición y Adoración del Santísimo realizadas en Honor a nuestro Sagrado Titular y a la festividad  del Sagrado Corazón de Jesús, desde hace muchos años se encuentra unida a los cultos de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

La Solemne Eucaristía celebrada en la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación de esta localidad y los demás actos litúrgicos oficiados en estos días vienen a ser una manera de expresar el fervor y la veneración que esta Hermandad siente por Nuestro Padre Jesús Nazareno, así como nuestra particular Acción de Gracias hacia él. Cabe señalar de forma notoria como estos actos religiosos han sido presididos  por los Reverendos Padres Agustinos Recoletos, responsables de la acción pastoral de nuestra Parroquia, a quienes agradecemos su participación y buen hacer en todo lo concerniente al aspecto pastoral y cultual.

De igual modo esta Hermandad quiere agradecer al Delegado de Hermandades y Cofradías de la Diócesis,  el Reverendo Don Felipe Reina Hurtado, su presencia entre nosotros en la Solemne Eucaristía del domingo. Una celebración en la que en gesto poco frecuente y digno de mención el también Canónigo de la Catedral quiso acompañarnos por segunda vez con el buen hacer humano y pastoral que caracterizan, demostrando la sensibilidad y el apoyo de la Diócesis hacia nuestras fiestas

Sirvan por tanto estas líneas para mostrar el cariño, el respeto y el agradecimiento sincero y auténtico que esta Hermandad siente por la cooperación que cada año brindan tanto la Diócesis, como la Parroquia y toda la comunidad cristiana de Alhaurín el Grande, que han demostrado en todos los actos, tanto litúrgicos como desfiles y traslados procesionales,  la atención y el respeto que las fiestas en Honor de nuestro Sagrado Titular merecen.

 

 


Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

LA HERMANDAD EDITA UN DVD CON IMÁGENES Y UN NÚMERO ESPECIAL DEL BOLETÍN NAZARENO PARA CONMEMORAR EL XXX ANIVERSARIO DE LA BANDA.

La noche del miércoles, la tercera y última misa de Triduo en Honor a Nuestro Padre Jesús Nazareno, estará dedicada a nuestra Banda de Cornetas y Tambores con Escuadras de Gastadores y Guiones de la Hermandad  en conmemoración del XXX Aniversario de su Fundación. Dicha efeméride ha sido celebrada la pasada semana con toda una serie de actividades en la que se han dado la mano pruebas deportivas, recreativas, una Exposición y una Mesa Redonda dedicadas a la que fue la primera Banda de nuestra Hermandad y que tuvieron su punto culminante con el Solemne Acto de Homenaje celebrado el pasado viernes.

Con este motivo, la Hermandad ha trabajado de forma intensa en los últimos meses para realizar dos monográficos sobre nuestra Banda que se encargan de recoger su Historia y presente y que verán la luz que esta noche para regocijo de todos los hermanos y hermanas en Jesús Nazareno y del pueblo en general.. El primero de ellos es el número especial de nuestro ya consolidado Boletín Anual “Nazareno” y el segundo el reportaje videográfico en formato DVD, un trabajo que, sin duda, aumentará sensiblemente el nivel cultural de la Hermandad y de Alhaurín el Grande.

La Edición especial de “Nazareno”, bajo la supervisión del Secretario General Salvador David Pérez, ha contado con el trabajo de todo el área de Secretaría de esta Hermandad y con la inestimable ayuda de dos cofundadores de la Banda como son Juan Aguilar y Juan Farfán. Este grupo ha conseguido en poco tiempo hacer un magnífico trabajo, recopilando fotografías y documentos sobre nuestra Banda desde sus inicios hasta el pasado año y consiguiendo realizar el primer Número Extraordinario de la que es la pionera de las revistas de información cofrade  en nuestra localidad. En sus páginas, los lectores encontrarán todo tipo de entrevistas, reportajes, colaboraciones especiales y en definitiva un completo repaso por los treinta años de historia de nuestra querida y apreciada Banda de Cornetas y Tambores, siendo los principales protagonistas los innumerables hermanos y hermanas que desde el año 1979 trabajan por ella. También se encontraran diversas visiones de la Banda desde fuera del ámbito de nuestra Hermandad, como el coronel Enrique de Vivero y el periodista Jesús Navarro, así como una Galería Fotográfica, que cierra el Boletín y recoge estos treinta años de historia musical combinando fotografías con interesantes documentos y reseñas de prensa. Sin duda, un gran trabajo que, como no podría ser de otra manera, verá la luz gracias a la colaboración de innumerables hermanos que han apoyado la causa, y que con su aportación, engrandecen el ya extenso Archivo Fotográfico y Videográfico de nuestra Hermandad fruto del cual es también el primer reportaje videográfico que edita la Hermandad en formato DVD. Un documental de más de hora y media de duración que, con el mismo afán que el número extraordinario de “Nazareno”, sirve para dar a conocer más en profundidad aquel sueño que comenzó un 22 de junio de 1979 y que hoy sigue más vivo que nunca.

En este DVD se recogen las vivencias de los fundadores de la Banda y el Hermano Mayor de aquel entonces, D. Francisco Barrionuevo Gallego, así como la de los primeros Cabos en un capítulo sobre los inicios. Posteriormente todos los responsables de la Banda en sus distintas etapas nos muestran sus experiencias. Además de sendos capítulos dedicados a la Banda de la Fundación  “Boinas Morás” y a la Banda de Honores, para terminar con un repaso a la situación actual de la Banda y sus responsables y componentes. Un documento lleno de vivencias y sentimientos donde un gran número de hermanos han mostrado y compartido con nosotros sus sensaciones y su orgullo por la Banda. Todo esto complementado con numerosos videos y fotografías, en un magnifico trabajo llevado a cabo por Víctor Manuel García Santos, y del cual, agradecemos el esfuerzo y dedicación a todos los hermanos que han colaborado con esta causa.

En definitiva, a partir de esta noche, tendremos la oportunidad de adquirir dos interesantes obras que dan a conocer detalladamente la historia de nuestra Banda de Cornetas y Tambores. Una historia que nos enorgullece como hermanos de abajo. Ambos se pondrán a la venta por el módico precio de 5 Euros. Esperamos que los hermanos acepten y disfruten este trabajo que se hace desde el corazón y con el sentimiento y orgullo que los “Moraos” le ponen a cada uno de sus proyectos e ilusiones. Que sea todo para Mayor Honor y Gloria de Nuestro Padre Jesús Nazareno. 


Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

NAZARENO VE DE NUEVO LA LUZ EN 2009, CARGADO DE NOVEDADES.

Un año más, nuestra Hermandad saca a la luz Nazareno, Boletín Oficial que desde aquel número 0 aparecido en 2007 se ha convertido en unas de las citas ineludibles con la Cuaresma alhaurina. Frente a las 63 páginas del año anterior y a las 43 de 2007, Nazareno vuelve a verse sensiblemente incrementado hasta llegar a las 74 páginas actuales que lo colocan como referente ineludible de la información cofrade en la provincia. Una de las principales novedades del presente año ha sido la creación del primer consejo de redacción de la revista, al que se han incorporado Esperanza Aragón Serrano, Daniel Benítez Pérez, Esperanza Guzmán Serrano, María Isabel Romero Ramírez y Gracia María Santos Mota.

La portada del presente año viene marcada por la atenta mirada de María Santísima del Mayor Dolor, que bajo un palio de terciopelo morado nos aguarda majestuosa, iluminada por la cera y ciñendo su corona de de Reina del Viernes Santo alhaurino. Sin lugar a dudas un pórtico de lujo que nos invita a ir como Ella, en pos de los pasos de su Hijo, el Divino Nazareno de la túnica morada “Padre Jesús”.

Tras ella portada, el saludo de nuestro nuevo Obispo, Monseñor Catalá Ibañez, y los del Hermano Mayor, Manuel García Sánchez, y el Rvdº Sr. Cura-Párroco D. Acacio Pinto García. Un año más, el Boletín es abierto por la sección “Crónica anual”, que vuelve a  darnos norte y guía de todo lo que acontecido en la Hermandad desde la última Cuaresma hasta el día de hoy.  A éste apartado le sigue el titulado “Vida de la Hermandad”, que presenta importantes novedades este año, ya que por primera vez se ha pretendido que todos, o al menos la mayoría de los grupos que conforman la Hermandad, aparezcan reflejados en él.

El hermano Daniel Benítez Pérez nos recuerda la importancia de nuestra Banda de Cornetas y Tambores, pionera de las que se crearon en Alhaurín y que este año cumple 30 años de al servicio de nuestra Hermandad. Esta agrupación, además de la gran labor musical desarrollada a lo largo de los años, se ha mostrado como una cantera inagotable de hermanos de base, directivos e incluso Hermanos Mayores… Una magnífica respuesta a aquel sueño que el magnífico equipo humano presidido por Francisco Barrionuevo tuvo cuando la década de los setenta tocaba a su fin

Nuestra hermana Ana Rueda Farfán, en compañía también de Daniel Benítez Pérez,  nos acerca al día a día de nuestra Banda de Música, poniéndonos al corriente de una experiencia pionera en nuestra comarca como es la creación, el pasado Otoño, del Aula de Música.  Por su parte, la Comisión de Semana Santa, auténtica protagonista de los días de Pasión, se encuentra inmejorablemente representada gracias a las palabras que su presidente Miguel Jesús Plaza Valero contestó en una entrevista a cargo de la Adjunta a Secretaría Esperanza Guzmán Serrano. Miguel, que representó con maestría durante diez años el papel de Jesús nos desgrana las principales novedades de las representaciones de este año al tiempo que aconseja a los que se acaban de incorporar la paciencia y el trabajo duro como único camino para lograr los éxitos que todos ansiamos

Los hermanos Francisco Torres Fernández y Pablo Torres Faber nos recuerdan la importancia de la Banda de la Fundación de Nuestro Padre Jesús Nazareno, nuestros queridos “Boinas Morás”, y  el Coro de la Hermandad, este último, por cierto, protagonista de un magnífico CD editado con motivo de su XX Aniversario.

Al pie del trono de Jesús y justo delante de la campana, su capataz, Marcos Aurelio Manzanares Rueda, nos acerca a martillos muy particulares. El de su padre, Manolo Manzanares, y el de su tío Pepe… Tres capataces de trono unidos por la familia y la Hermandad… Dos martillos que aguardan el ya cercano Viernes Santo y cuya historia se cruzó con la de “Padre Jesús” y la del hermano Antonio Jesús Fernández hace no tantos años. Pero las páginas de Nazareno cambian el sonido metálico de las campanas por el silencio de una labor callada y pocas veces vista. La que realizan las hermanas del taller de costura y recoge Rocío Moltó García, que nos acerca en su reportaje a una labor fruto de la cual nacen nuevos enseres, se reparan túnicas y, sobre todo, se hace Hermandad.

Entrando en el campo de las Entrevistas, Esperanza Aragón Serrano nos acerca a la personalidad de nuestro pregonero, Diego Palomo Molis, quien está llamado a abrir la Semana Santa en la ineludible cita del próximo Sábado de Pasión 4 de abril. Hermano de sentimiento y vocación, nazareno por las calles de Alhaurín, José de Arimatea en los recuerdos de tantos hermanos… Diego, que a su condición de “Morao” une la de cofrade de las Hermandades de la Salutación y la Estrella nos desgrana las líneas maestras de su discurso. Un discurso en el que no faltarán las referencias a nuestra Sagrada Titular,  María Santísima del Mayor Dolor, que es objeto de un emotivo artículo firmado de nuevo por Esperanza Aragón Serrano. Como también emotivo y vivencial es el artículo que firma nuestra hermana Ana Rueda Galiano, que nos cuenta como un buen día, de repente, el Coro entró en su vida.

Por su parte, el comandante y caballero legionario Luís Ridao Cano recuerda el origen de una marcha que año tras año resuena en cada rincón de Alhaurín y estremece nuestros corazones durante el Día de Jesús. Una marcha que lleva por nombre, como no podía ser de otra manera, “El Novio de la Muerte”

Por su parte, la sección Liturgia y Formación Cristiana es abierta con un artículo que nos describe la trayectoria vital de nuestro nuevo obispo, Monseñor Jesús Esteban Catalá Ibañez, persona de amplia formación y conocimientos y ejemplo de compromiso  y vida evangélica. Jesús Javier Jurado Simón nos recuerda que la Apostasía  no es si no el rechazo expreso de la Fe cristiana. Y en un valiente artículo llama nuestra atención acerca de como los derechos de los apóstatas no deben colisionar ni con los de la Iglesia ni con el respeto al Patrimonio Documental, reflexiones que vienen al caso de la sentencia de una sentencia del Tribunal Supremo dictada del 19 de septiembre de 2008 que impidió la consideración como ficheros de los Libros Sacramentales salvaguardándolos del salvaje atentado que hubiese supuesto su mutilación, que hubiese supuesto un atentado sin precedentes contra el patrimonio documental generado por la Iglesia a lo largo de los siglos.

Por último, la hermana Inmaculada Aragón Serrano, a través de una trayectoria por la Semana Santa nos recuerda el verdadero sentido de la Semana  de Pasión, desde el Domingo de Ramos al de Resurrección “El Viernes Santo por la tarde (nos dice)  momento único de cada Viernes Santo , cuando Jesús atraviesa la Vía Dolorosa que en ese momento se ha convertido el pueblo de Alhaurín todos miramos la existencia a través de los ojos resucitadores de Jesús el Nazareno al que acaban de condenar a una muerte de cruz, aunque extrañamente el sentimiento que nos embargan a los alhaurinos no es de tristeza ante la inminente muerte del Dios bueno , sino de esperanza y resurrección, piedras descorridas del sepulcro , verdades de vida gritadas a tumba abierta , y la ceniza termina haciéndose gloria porque supo que todo lo nacido vive eternamente. Este es el verdadero sentimiento del cristiano el que ha permanecido intacto en el corazón de todos los alhaurinos, esta es la herencia de fe que se ha trasmitido de padres a hijos trasmitida generación tras generación , la Semana Santa

La sección “Enseres y Patrimonio” nos acerca a los estrenos del pasado años, que no son sino los báculos, las túnicas bordadas del frente de procesión y el relicario que custodiará las reliquias de San Roque y Santo Domingo concedidas a nuestra Hermandad

Por último, “Una mirada a nuestra Historia” nos trae tres artículos firmados por el Secretario General, licenciado y profesor de Historia Salvador David Pérez González. En el primero de ellos, titulado San Sebastián: El nombre de una calle con quinientos años de historia nos sumerge en el origen de uno de los topónimos más antiguos de Alhaurín y que refleja la importancia que a lo largo de los siglos ha tenido en nuestra localidad el culto a nuestro Patrón, San Sebastián Mártir. El autor de este trabajo acompaña a su escrito de un abundante aparato crítico de citas y documentos procedentes de los Archivos Municipal, Histórico Provincial de Málaga y de la Real Chancillería de Granada con el fin de deslindar tres lugares tan señeros de nuestro centro urbano como son la calle San Sebastián la Plazoleta de San Sebastián y las “Cuatro Esquinas”.

A través del segundo artículo podemos acercarnos a la importancia de la reliquia más venerada de la historia, el Lignum Crucis o Árbol Santo. Desde su hallazgo por Santa Elena, pasando por la olvidada Legenda Aurea del fraile dominico italiano Jacobo Barezze, que pretendió relacionarlo con el Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal y con el mismísimo rey Salomón, los Lignum Crucis han seguido una larga trayectoria a lo largo de los siglos que los llevó a lugares tan dispares como Roma, Jerusalén, Anagni, Santo Toribio de Liébana, Caravaca de la Cruz o, desde el año pasado, Alhaurín el Grande, donde nuestra Hermandad gozó el pasado año de contar con uno formando parte de sus cortejos procesionales de Semana Santa y Día de Jesús.

Por último un breve, pero no por ello menos interesante artículo nos recuerda las peripecias que los hermanos Alfonso Bravo, Pepe Cortés y Miguel Manzanares sufrieron en aquel ya lejano año de 1975 para conseguir lo que en aquel momento fue un éxito sin precedentes: la participación de la Banda de Cornetas y Tambores del Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro…

    

<< 1 2 3 >>
Ver histórico >>


Copyright 2018® - HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO
- Todos los derechos reservados -