NOTICIAS
Volver al histórico >>
Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

MILES DE JÓVENES Y UNA DESTACADA REPRESENTACIÓN DE NUESTRA HERMANDAD ACOMPAÑARON A LA CRUZ Y EL ICONO DE LA JMJ EN SU PERIPLO POR LAS CALLES DE MÁLAGA

Dicen que mayo es el mes de la cruz. Y, verdaderamente, así ha sido este año 2011 en nuestra Diócesis. La “Cruz de los Jóvenes”, la que desde hace más de un cuarto de siglo se hace peregrina por el mundo para anunciar la Jornada Mundial de la Juventud, se erigió en protagonista indiscutible de este mes, brillando con luz propia, y más que ninguna otra, para convocar a  miles de jóvenes malagueños en las calles de nuestra capital junto al Icono de la Virgen.  Una jornada histórica e irrepetible que puso punto y final a su presencia en tierras malagueñas y que nos dejó imágenes que, en el mejor de los casos, tardarán décadas en volver a repetirse.

En su periplo desde la Basílica y Real Santuario de Santa María de la Victoria, Patrona de la Diócesis de Málaga hasta la Catedral, fueron muchos quienes pudieron llevarla sobre sus hombros. Entre ellos, y como no podía ser de otra manera, algunos de los veinticinco hermanos y hermanas de Jesús desplazados hasta Málaga, entre quienes destacaba muy especialmente la amplia presencia de miembros del Grupo Joven de la Hermandad. Ya en calle Compás, al mismo inicio del recorrido, muchos de ellos tuvieron oportunidad de portar la Cruz sobre sus hombros. Entre ellos la Vicepresidenta de Juventud Lourdes Rueda Farfán, el Adjunto a Secretaría Daniel Benítez Pérez los miembros del Grupo Joven María Candelaria Vega Serrano e Iván Zea Vega, y junto a ellos, también las Vocales de Liturgia María Gracia Sánchez García, Inmaculada Farfán Aragón y Francisca Torres Gómez, la Relaciones Públicas Ana Farfán Castillo, la Vicepresidenta de Mujer Antonia Farfán Farfán o la Albacea de María Santísima del Mayor Dolor Ana Farfán Farfán. Al mismo tiempo, y bajo los varales del Icono de la Virgen, figuraron entre otros nuestro Hermano Mayor Manuel García Sánchez y el Secretario General y Pregonero de la Semana Santa Salvador David Pérez González.

En la Plaza de San Lázaro la Virgen del RocíoLa Novia de Málaga”, aguardaba a la comitiva sobre unas pequeñas andas tras las que se encontraban los Guiones y Estandartes de algunas de las Hermandades de Gloria de la ciudad. Allí, bajo las jacarandas moradas, la Cruz y el Icono saludaron a la venerada imagen mientras el   Coro de la Real Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Málaga, filial de Almonte, entonaba la sevillana “Enséñame el camino, Madre, para ir a verte” en un momento lleno de inolvidables recuerdos, esperanzas en el futuro y, sobre todo, mucha emoción.

Más abajo, donde calle Victoria confluye con calle Agua, la Capilla del Rescate abría también sus puertas. En el dintel de la recoleta ermita, remozada con banderas vaticanas, la Virgen de Gracia. Mientras se rezaba el Ángelus, cientos de “aleluyas”, o lo que es lo mismo, papelillos con imágenes e inscripciones de carácter religioso, caían desde el cielo malagueño entre los aplausos de un público que llenaba por completo la calle hasta donde la vista alcanzaba. Se aunaban en ellos los colores blanco y amarillo y el logotipo de la JMJ 2011. Al término del rezo, la Banda de Música de la Archicofradía del Paso y la Esperanza entonaba los acordes de la marcha “Virgen de Gracia” que el inolvidable maestro Perfecto Artola compuso en honor de esta bella Dolorosa. La formación musical perchelera acompañó a la procesión hasta llegar a la siguiente parada en la Casa-Hermandad de Nuestro Padre Jesús “El Rico”. En los balcones de la misma, las flores y las colgaduras con los colores vaticanos y las banderas de Málaga y España, así como un espectacular tapiz con el escudo de la ciudad. Sobre su trono procesional esperaba la imagen del mítico Nazareno salido en 1939 de las gubias de José Navas-Parejo, autor también de la talla de nuestro Sagrado Titular. Al son del Himno Nacional se abrieron las puertas y Jesús el Rico salió a las calles de Málaga para bendecir tras una lectura, el romero, acto que tradicionalmente celebra esta popular Hermandad por estas fechas en su Parroquia de Santiago Apóstol y que en deferencia a la visita de la Cruz y el Icono de la JMJ fueron trasladados a este nuevo marco de manera excepcional. A los sones de la marcha de Emilio CebriánNuestro Padre Jesús”, que desde 1988 da música a nuestro Himno, Jesús el Rico retornaba a su Casa-Hermandad en un momento lleno de especial  emoción para los hermanos y hermanas de Jesús presentes.

Ya en calle Alcazabilla, una petalada esperaba a la Cruz y el Icono en la Casa-Hermandad del Santo Sepulcro. Más abajo, la Cofradía de los Estudiantes abría también las puertas de su sede social. Sobre su trono, en cuyo arco de campana estaban anudados sendos lazos blancos y amarillos con el emblema de la JMJ, el Coronado de Espinas esperaba al desfile mientras la Coral Ubi Caritas” entonaba el “Gaudeamus Igitur” que cada Lunes Santo cantan durante el recorrido procesional los hombres de trono de esta popular Hermandad. Tras la pieza musical, los símbolos fueron despedidos con el son de campanillas, mientras los encargados de la cofradía repartían velas al numeroso público congregado. Finalmente, y tras recorrer las calles Cister y Molina Lario, la Cruz y el Icono entraban en la Santa Iglesia Catedral Basílica de la Encarnación, cuyas naves se quedaron pequeñas para acoger la Eucaristía en su Honor.



Copyright 2017® - HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO
- Todos los derechos reservados -