ARTICULOS
Volver al histórico >>
LA LITURGIA, EL COMPROMISO CRISTIANO Y LA PARTICIPACIÓN ECLESIÁSTICA, COMO EJES DE NUESTRO DÍA DE JESÚS
Dice el Derecho Canónico que una Hermandad no es sino una asociación pública de de fieles inscrita en el seno de la Iglesia Católica. Fiel a esta premisa, nuestra  Hermandad, que lleva desde hace siglos como el mejor de los emblemas el Dulce Nombre de Nuestro Padre Jesús Nazareno no puede olvidar, por tanto, su compromiso como parte viva e integrante de nuestra comunidad parroquial.

Y es que el verdadero eje motor de nuestras Fiestas no son las flores, el incienso, los cohetes o los ecos de nuestras bandas. No. Esos son sólo elementos integrantes, imprescindibles, si queremos, pero cuya función se circunscribe únicamente a servir de marco y llenar de color nuestra gran celebración anual de Gloria.

Y es que lo que hemos celebrado los pasados días  12 y 13 de junio, no es si no una de las solemnidades de más tradición y arraigo en Alhaurín el Grande. La fiesta conocida por todos como el Día de Jesús, que antiguamente tenía lugar en la Octava del Corpus y que en la actualidad se celebra el domingo después del Corpus Christi.

Durante toda la semana anterior a este domingo 13 de junio, se han oficiado el lunes, martes y miércoles las tres misas del Triduo, siendo precedida cada celebración por la Exposición y Adoración del Santísimo en Honor y Gloria de nuestro Sagrado Titular y del Sagrado Corazón de Jesús advocación que desde hace muchos años se encuentra unida a los cultos de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

La Solemne Eucaristía y los demás actos de estos días, vienen a ser una manera de expresar por parte de esta Hermandad el fervor y la veneración a Nuestro Padre Jesús Nazareno, así como hacer presente una Acción de Gracias hacia nuestro Sagrado Titular, por todo lo que tenemos y lo que somos.

Cabe señalar de forma notoria como estas celebraciones religiosas han sido presididas  por los RR. PP. Agustinos Recoletos, responsables de la acción pastoral de nuestra Parroquia, a quienes agradecemos su participación y buen hacer en todo lo concerniente al aspecto pastoral y cultural. Ni que decir tiene como en esta felicitación merece una mención especial el Reverendo Padre D. Francisco Javier Hernández Pastor, nuestro nuevo párroco desde el pasado mes de octubre, quien ha  sido vivo ejemplo, no sólo en el trascurso de nuestros cultos, si no también a lo largo de estos meses, de un buen hacer pastoral sólo comparable a su gran categoría humana.

De igual modo esta Hermandad agradece la colaboración de la Parroquia y de toda la comunidad cristiana de Alhaurín el Grande, que han demostrado en todos los actos, tanto en los religiosos como en los desfiles y traslados procesionales, la atención y el respeto que esta fiesta en Honor y Gloria de su Sagrado Titular se merecen.

 

 




Copyright 2017® - HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO
- Todos los derechos reservados -