ACTUALIDAD
Volver al histórico >>
Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

LA HERMANDAD ACUDE INVITADA A LOS ACTOS EN HONOR DE MARÍA SANTÍSIMA DE LA ESPERANZA CORONADA DE MÁLAGA
El pasado lunes 22 de marzo, una representación de mujeres de nuestra Hermandad visitó la Casa Hermandad de la Pontificia y Real Archicofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso y María Santísima de la Esperanza Coronada para asistir al solemne acto de vestir a la Virgen de la Esperanza. 

Debido a la proximidad de la Semana Santa, la Archicofradía realiza, de forma íntima y reservada, un acto para ataviar a la Virgen con las prendas que lucirá por las calles malagueñas el próximo Jueves Santo.

Se trata de una particular ceremonia a la que sólo pueden asistir mujeres y niños por respeto a la imagen, que nos recibe sobre una peana de alpaca plateada vistiendo únicamente unas enaguas, (que precisamente estrena este año), y una mantilla que deja al descubierto parte de su pelo natural, el cual ha sido previamente peinado con un peine de plata y recogido delicadamente en un moño.

El trato recibido por parte de la Archicofradía fue muy cordial y afectuoso, teniendo la deferencia de ofrecer los asientos preferentes a la mujer de nuestro Hermano Mayor, María Teresa Santos y María Gracia Plaza Pérez, quienes ocuparon los asientos junto a Concepción, antigua Camarera Mayor de la Virgen de la Esperanza. Además, en la comitiva de nuestra Hermandad se encotraban Antonia Farfán Farfán, Vicepresidenta de la mujer, y Ana Farfán Farfán, camarera de María Santísima del Mayor Dolor.

El ritual para vestir a María Santísima de la Esperanza comienza con el rezo del Santo  Rosario, por todas las allí presentes, que acompañan emocionadas a la imponente imagen de la Virgen. Debido a su entronque con la orden de los Dominicos desde su fundación en 1641, esta Archicofradía la constituyen entusiastas propagadores y misioneros del rezo del Santo Rosario, por propio impulso de su fundador Santo Domingo de Guzmán. Además, como muestra de esa devoción a tan peculiar y popular piedad mariana la imagen suele llevar un rosario en la mano izquierda, mientras que en la derecha lleva un primoroso pañuelo de seda para enjugar las lágrimas de cristal que resbalan por su rostro dolorido.

Así pues, en este ambiente de Fe y adoración por la Virgen, las camareras inician su trabajo despojando a la imagen de la mantilla que cubre su pelo y dejando libres sus manos del rosario y el pañuelo. Para esta ocasión la visten con una  saya blanca de tisú de plata bordado en oro y sedas, que a pesar de su antigüedad (data de 1969) aún conserva todo su esplendor, siendo una de las mejores obras de arte que de este género se conocen.

El último retoque que le dan consiste en colocarle dos peinas de plata, una a cada lado de la cabeza, para dejar bien sujeto su cabello, y encima la toca de encaje, dejando al descubierto la parte trasera de la falda para la siguiente parte del acto.

A continuación, las camareras ofrecen una bandeja de plata con pañuelos blancos bordados, para que todo aquél que lo desee pueda colgar con un alfiler un pañuelo en la enagua de la Virgen. Esos pañuelos acompañarán a la imagen durante todo su recorrido para así estar bendecidos. La Archicofradía los conserva durante todo el año para darlos a aquellos hermanos enfermos que lo soliciten.  Un gesto que ennoblece a sus hermanos, que prestan su caridad a los enfermos que muestran su Fe en la Esperanza.

Tras este momento de acercamiento a la imagen, son muchas las emociones que se agolpan y una joven, delante de la Virgen, le canta una saeta que hace vibrar a todas las mujeres asistentes, la esperanza se palpa en el ambiente.

El siguiente paso le corresponde a Juan Francisco Leiva Aguilar, camarista de María Santísima de la Esperanza, que no aparece en la Sala de Tronos donde se realiza el ritual hasta que la imagen se encuentra ataviada con la saya. Es entonces cuando comienza su labor de colocar los catorce metros de encaje que forman el pecherín, así como la mantilla que cubre su cabeza. Juan Francisco trata con mucha dulzura a la Virgen, y realiza su trabajo con suma delicadeza.

Mientras tanto, otra de las hermanas lee un fragmento del pregón de la Coronación de la Esperanza en 1988, texto que vuelve a conmover a las allí concurrentes, y más aún cuando una de sus compañeras alza su voz angelical cantando el "Ave María".

Una vez que la Virgen está totalmente ataviada, salvo su manto y alhajas que colocarán cuando la imagen esté entronizada, se da paso al besamanos. De nuevo otra oportunidad para acercarse al hermoso rostro de la Esperanza y poder contemplar de cerca su belleza.

Ya se queda preparada para ocupar su trono, al igual que ya lo hace el Dulce Nombre de Jesús, para poder acercarse a todos los malagueños recorriendo las calles de la capital. Pero previamente, a partir del viernes 26 de marzo, todos los fieles pueden acudir para contemplar a las imágenes ya entronizadas en la Salón de Tronos de su Casa Hermandad.

Los vínculos entre nuestra Hermandad y la Archicofradía tienen su origen en la advocación de nuestras dos corporaciones. Las dos tienen un Nazareno como Sagrado Titular y las dos han partido, de una forma u otra, de la devoción al Dulce Nombre de Jesús que predicaron los dominicos. Así, no es extraño que ya en la década de 1950 fuesen varios los hermanos de Jesús que habían ingresado ya como archicofrades en Málaga. Una doble vinculación que mantienen en la actualidad hermanos como el Vocal de Relaciones Públicas Juan Andrés Rueda Albarracín, que cuenta con múltiples amigos en la Archicofradía, la Adjunta a Secretaría Esperanza Jesús Aragón Serrano, archicofrade desde hace años o el Vocal de Protocolo Diego Solano Solano, que participa cada Jueves Santo en la procesión de esta ilustre corporación portando sobre sus hombros a Nuestro Padre Jesús Nazareno del Paso  mientras su esposa sale de nazareno.

Del mismo modo cabe destacar que el Tercer Teniente Hermano Mayor de la Archicofradía, Luis Ignacio Mendéz Pérez, es de origen alhaurino, y hermano de nuestra Hermandad, habiendo sido nuestro Pregonero de Semana Santa. Como también lo fueron el actual Cronista Antonio Manuel Garrido Moraga y el Primer Teniente Hermano Mayor Salvador García Morgado, el cual saludó a la delegación de nuestra Hermandad a su llegada con un sonoro "Si tú sientes que eres "Morao" y alhaurino".

Desde estas líneas, queremos agradecer a la Archicofradía del Paso y la Esperanza su amistad con nuestra Hermandad. Una amistad que deseamos se mantenga y afiance en ocasiones futuras.

 

Adjunta a Secretaría. Esperanza Guzmán Serrano

 




Copyright 2017® - HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO
- Todos los derechos reservados -