ACTUALIDAD
Volver al histórico >>
Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

Imagen Pulse para ampliar >>

LAS TRES CAÍDAS, PROCESIÓN ENTRE LAS PROCESIONES. 24/04/17

La procesión de las Tres Caídas constituye, indiscutible e indiscutidamente, la quinta esencia de la Semana Santa alhaurina. Una cita en la que nuestra Real Hermandad conjuga, en su máximo nivel, la  enorme Fe y devoción que Alhaurín el Grande tiene a nuestros Sagrados Titulares con las espectaculares y centenarias representaciones.

El desfile que más espectadores atrae a las calles en nuestra localidad a lo largo del año, y que convierte cualquier rincón de  calle San Sebastián o Real en una Jerusalén contemporánea.

Tras la tradicional recogida de portadores y portadoras en Plaza Alta, la Entrega de la Cruz dio comienzo, con una puntualidad exquisita, en una Plaza Nueva repleta de público, desarrollándose con una enorme brillantez, reforzada por nuevos detalles que permitieron a los hermanos y hermanas de abajo contemplar al "Jesus" con una Clámide púrpura y ver como la Sentencia a muerte, escrita en arameo y latín, era llevada por un soldado romano.

Posteriormente, tendría lugar la salida de la procesión. Los Toques de Honor correspondieron, en el trono de Nuestro Padre Jesús Nazareno, al nuevo Hermano Mayor, Salvador David Pérez González, y en el de la Virgen a la Asociación "Un Sí por la Vida", que previamente había encendido la primera Vela Solidaria de la candeleria de María Santísima del Mayor Dolor.

El exorno floral consistió en lirios morados a los pies de "Padre Jesús" y calas y claveles blancos y orquídeas moradas en la Virgen.

El acompañamiento musical supuso una gran novedad figurando, tras nuestro Sagrado Titular, y por segunda vez en la historia de un Viernes Santo, la Banda de los "Boinas Morá", mientras que la Virgen del Mayor Dolor avanzaba, cadenciosamente, a los sones de una escogida cruceta de la Banda de Música de nuestra Real Hermandad.

Las representaciones de las Tres Caídas y el Encuentro de Jesús con el Cirineo, la Virgen María, la Verónica y las Mujeres de Jerusalén y la Llegada al Gólgota lucieron con la brillantez acostumbrada en los lugares que marcan la tradición y los evangelios del sentimiento "Morao" y alhaurino.

La Virgen del Mayor Dolor, que junto a su nueva saya, rosario y puñal procesionales llevaba en su pecherin la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica concedida en 1935 a nuestro Hermano de Honor, Excmo. Sr. D. José González Marín, avanzó magníficamente alumbrada con Velas Rizadas de la prestigiosa Casa Bellido, que da luz, entre otros, al Paso de la sevillana Esperanza Macarena y el trono de la malagueña Virgen del Rocío. En calle San Sebastián, hubo una petalada con la que buena parte de la Juventud de nuestra Real Hermandad quiso homenajear a la Reina del Viernes Santo alhaurino.

La procesión entró, puntualmente, en el Callejoncillo, figurando nuevamente en el cortejo, tras varios años, la Bandera Mariana Concepcionista, además de la venerable reliquia del Lignum Crucis cuyo culto público fue autorizado a nuestra Real Hermandad por la Parroquia y por la Diócesis en el año 2008.

El multitudinario "Encuentro" en calle Nueva entre "Padre Jesús" y su Bendita Madre estuvo magníficamente organizado, y tuvo una duración menor a la de otros años.

Con la llegada a San Sebastián de los tronos, concluía un histórico Viernes Santo.

 

Puedes ver más fotos relacionadas aquí.




Copyright 2017® - HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO
- Todos los derechos reservados -